fbpx

BALANCE SCORECARD, UNA PLATAFORMA DE ACCIÓN GERENCIAL

Un entorno totalmente cambiante, movimientos permanentes en el ambiente  económico, político y social en los mercados, generan una necesidad  imperiosa  en las organizaciones de mirar hacia adentro, conocerse con claridad y  cuestionarse si, realmente están preparadas o no, para afrontarlos, planeando  y refinando su forma de ejecutar, midiendo el impacto de sus esfuerzos rutinarios como resultado del diseño de su estrategia.  El seguimiento ordenado y el control de los procesos que generan impacto en la cadena de valor, son requisitos sin ecuánimes para el logro de resultados sostenibles y la formulación de acciones que permitan sobre pasar condiciones inesperadas provenientes del mercado.

Las organizaciones, entonces,  están en la  responsabilidad  de buscar y adaptar nuevos modelos de control e información gerencial que sirva a su sistema de gestión y que  les permitan tomar decisiones inmediatas, respondiendo activamente  al cambio. Sin embargo, son muchas las organizaciones que por años han logrado sobrevivir sin implementar un sistema de información gerencial  que sirva de soporte para su proceso de  toma de decisiones, y este resultado,  en muchos casos, se le  atribuye a la experiencia y el sentido común de sus directivos. 

Uno de los retos en  las organizaciones al intentar implementar sistemas  de medición como indicadores, planeación estratégica, evaluación por objetivos, reingeniería de procesos, control estadístico de procesos entre otros, es lograr integrar dicha medición con procesos  inicialmente independientes, buscando una relación integral  que permita ahorrar esfuerzos y canalizarlos los mismos hacia el logro del resultado corporativo a través de la estrategia.

Hoy el  manejo apropiado de la información tiene un papel protagónico en la estabilidad y competitividad de las organizaciones identificando la información critica  para sus procesos estratégicos, con el fin de disminuir el riesgo de ahogarse en grandes cantidades de datos que pueden resultar irrelevantes para el desarrollo de la estrategia y el resultado del negocio.  La gestión moderna recurre a sistemas de información gerenciales con el fin de enfrentar entre otros algunos problemas típicos como:

  • La falta de coherencia en el desarrollo de los planes de cada área de la organización con la estrategia.
  • El incremento de la posibilidad de fracasos de nuevos proyectos y procesos iniciados por la organización.
  • La perdida de control sobre procesos internos claves para el desarrollo de la estrategia del negocio.

Una de las metodologías propuestas por los profesores Robert Kaplan y David Norton  de la Universidad de Harvard, es la llamada  Balanced Scorecard o Cuadro de Mando Integral que permite conocer  de forma  oportuna las situaciones problemáticas, tomar decisiones de manera racional, alinear los esfuerzos  y recursos con los procesos,  entendiendo  que parte fundamental del  progreso esta en el control de la gestión  vigilando  el cumplimiento de sus objetivos. 

La base de la gestión del Balanced Scorecard está en el performance corporativo y la gestión del performance, referido el primero a la capacidad que tiene una organización de funcionar, actuar, rendir y cumplir con el desempeño esperado por los accionistas, el segundo, a la gestión y la ejecución realizada en distintas áreas de la organización que la conduzcan al mejoramiento de los procesos y su competitividad. La metodología Balanced Scorecard, de ahora en adelante BSC, basa sus principios en 4 perspectivas:

Perspectiva financiera

Hace referencia a indicadores de alto impacto y son el resultado de la generación de valor de la organización en términos de dinero, algunos indicadores tradicionales son crecimiento en ventas, rentabilidad del negocio, EVA (Economic Value Aded),  EBITDA (Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation, and Amortization), NOPAT (Net Operating Profit After Tax).

Perspectiva del cliente

La segunda perspectiva en una escalera descendente es la Perspectiva del cliente en la cual se pretende medir el  resultado de la gestión corporativa  especialmente a través de atracción, generación,  retención y satisfacción de los clientes.

Perspectiva interna o de procesos de negocio

Permite  medir la gestión de los procesos internos enfocados en el mejoramiento continuo de los mismos buscando  satisfacer las expectativas de los accionistas y de los clientes, entendiendo claramente en qué procesos del negocio, la

Perspectiva de aprendizaje 

Por último, la perspectiva de capacitación y aprendizaje, apoya la gestión empresarial  e identifica la infraestructura necesaria para crear valor a largo plazo, tanto a nivel de recurso humano e intelectual, tecnología y clima o ambiente organizacional. 

Esta filosofía de planeación y control estratégica permite desde mi punto de vista, enfocar  la organización alineando sus esfuerzos individuales y colectivos  para el logro de los resultados presentes y futuros, aunque nada es garantía de éxito, una medición continua de los procesos que permita identificar la causa y efecto de los posibles resultados, incluso antes de que sucedan, permiten actuar a tiempo y redefinir la gestión si de ser necesario.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishSpanish